Vallas acusticas

Vallas acústicas: Solución eficaz para reducir el ruido

Las vallas acústicas o pantallas acústicas se utilizan para reducir el nivel de ruido en una zona determinada. Por ejemplo, alejar nuestro jardín del ruido de una autovía, una industria o una vía de tren. Con estas vallas se reducirá considerablemente el ruido, permitiéndonos así obtener un espacio donde poder relajarnos y disfrutar de la familia y amigos sin que nos moleste excesivamente el ruido exterior, y obteniendo con ello, una menor contaminación acústica.

¿Cómo colocar las vallas antirruido?

Lo primero que hay que hacer es llamar a un técnico especializado en pantallas acústicas para que realice un estudio acústico, y así pueda plantear cuál es la mejor solución para cada tipo de problema y ruido. Cuando ya hemos realizado este estudio, sabremos cuál es la pantalla que mejor se adapta a cada necesidad. Además, existe una amplia variedad de acabados y tonalidades para estas pantallas.

En la actualidad, estas pantallas se han instalado mucho en los jardines de las viviendas, ya que a todos nos gusta disfrutar de una estancia tranquila y sin ruidos donde poder relajarnos y desconectar del estrés cotidiano. Y para ello, las pantallas acústicas son la mejor opción, ya que ofrecen un aislamiento del ruido de hasta 24 dB.

Tipos de pantallas acústicas

Podemos distinguir estas pantallas según su aislamiento y según su absorción de ruidos. Entre los materiales que las componen podemos destacar las pantallas transparentes y reflectantes de ruido, que normalmente están fabricadas de policarbonato, metacrilato, PMMA o vidrio. Y las metálicas absorbentes de contaminación acústica, las cuales están hechas por paneles metálicos que dentro llevan un material altamente absorbente del ruido.

Por otro lado, si estas vallas se van a instalar en un jardín, se pueden elegir entre unas vallas galvanizadas en el color que se elija o pueden ser también vallas acústicas de madera.

Ventajas de las vallas acústicas

Además de su gran aislamiento acústico, o absorbente de ruido, estas pantallas están fabricadas con materiales sostenibles y reciclables, y obtienen una visión ecológica y muy natural. La instalación de estas vallas es muy sencilla y son muy duraderas en el tiempo. Otra de sus grandes ventajas es que existe una gran variedad de acabados.

Una de las formas más rápidas y sencillas de aislar cualquier estancia de ruidos exteriores es con la instalación de pantallas acústicas, ya que ofrecerán zonas aisladas del ruido gracias a su poder absorbente o reflectante, según sus materiales de fabricación. Y es que, todos sabemos que la contaminación acústica es, en muchos casos, una causa de enfermedades como el estrés o el insomnio en las personas, algo que con las pantallas es fácil de evitar. 

¿Te gustaría poder disfrutar de zonas tranquilas y sin contaminación acústica? Las vallas antirruido son la mejor solución. En dseingeniería, estamos a tu disposición para resolver cualquier pregunta sin compromiso. ¡No dudes en contactarnos!



Sin comentarios

Añadir un comentario