DSEingenieria (1)

tipos de ruido en una edificación

¿Qué tipos de ruido puede haber en una edificación?

Es una pregunta que, seguramente, te habrás hecho alguna vez. Especialmente, si vives en el piso de una gran ciudad y has pensado en llevar a cabo mediciones acústicas en el mismo, para aislarlo acústicamente.

En realidad, existen numerosas formas de clasificar los tipos de ruido. Una de las más habituales es atendiendo a la duración del mismo. De esta forma, se distingue entre sonidos continuos, fluctuantes, transitorios y de impacto. Los primeros serían de larga duración, mientras que los segundos serían de duración inconstante y los terceros de escasa duración. Los cuartos, los más breves.

Es una clasificación útil que muchos profesionales utilizan en la práctica. Sin embargo, como hemos señalado, no es la única. Hay otras que, por ejemplo, miden la intensidad del ruido en función de los materiales empleados en la construcción. Una clasificación de mayor importancia de lo que aparenta a simple vista (u oído), ya que cada material produce un sonido propio al contacto con el aire.

No obstante, si hay una clasificación que suele utilizarse en materia de auditorías acústicas realizadas en edificaciones, es la que distingue entre:

  • Ruido aéreo. Es el que se produce por la perturbación del aire que está alrededor de fuentes de sonido. Las ondas sonoras que se van generando entran en contacto con otras superficies, teniendo lugar entonces una vibración. Este es el origen del foco de la emisión de sonido.
  • Ruido impacto. Es el que surge por los golpes que se producen en una superficie, normalmente, un forjado. Al golpearla, entra en vibración y de nuevo se genera un foco sonoro. La vibración de la superficie puede ser transmitida a otras por la rigidez de los componentes del edificio, originándose nuevos focos de emisión sonora.

  • Ruido de instalaciones. Es el originado por instalaciones de cualquier tipo: ascensores, máquinas, aire acondicionado... Este tipo de ruido lo componen ruido aéreo y vibraciones.

Si has identificado alguno de estos ruidos en tu vivienda, lo mejor es que llames a profesionales lo antes posible. Ellos te recomendarán las mejores soluciones que existen en el mercado para poner fin a esta ruidosa situación. Instalar más materiales con una mayor capacidad acústica, colocar suelos flotantes, insonorización...

Una serie de medidas a las que habrá que llegar después de haber realizado la correspondiente medición acústica. S e trata de un trámite que, en la mayoría de los casos, no suele durar mucho. En caso de fuentes sonoras fijas, incluso puede llevar menos de una hora. Asegúrate, eso sí, de llevarlas a cabo con un equipo de expertos, como el de dseingeniería. Estamos acreditados para llevar a cabo cualquier tipo de medición acústica, de impacto y de vibraciones. También para emitir informes y certificados. Llámanos.

Sin comentarios

Añadir un comentario