Efectos negativos del ruido

Efectos negativos del ruido en el ser humano

Los ruidos son parte de nuestra cotidianidad y los efectos negativos del ruido en nuestra salud han sido analizados desde hace varios años. A diario, estamos expuestos a sonidos provenientes de nuestro entorno laboral, natural y social, la mayoría de las veces a niveles que no suponen una amenaza para nuestra salud.

Sin embargo, en algunas ocasiones, los niveles de ruido pueden representar un peligro para la salud, afectando sensiblemente nuestra calidad de vida.

Antecedentes

De acuerdo a declaraciones de la OMS el año 1986, la pérdida auditiva por la excesiva exposición al ruido se había convertido en una de las más frecuentes enfermedades irreversibles. Diversos estudios han demostrado que los daños causados por la exposición al ruido no se limitan exclusivamente al tema auditivo, sino que afecta todo nuestro organismo.

En los años 90, voceros de la OMS recomendaron que los niveles de ruido en diurno en el exterior fuesen menores o iguales a 55 decibles (dB). Posteriormente, fue recomendado un valor máximo nocturno de 40 dB a fin de prevenir, en lo posible, efectos negativos sobre nuestra salud.

Son varios los factores que deben ser considerados a la hora de determinar el nivel de molestia de un ruido. Entre ellos, destacan la intensidad y el tiempo de exposición al ruido. Pero también, y esto es muy importante, influyen las características particulares de cada persona y las diferentes formas cómo el sonido es percibido y afecta en cada caso.

¿Cuáles son los problemas de salud más frecuentes causados por el ruido?

Son varios los problemas de salud causados por la exposición al ruido. A continuación, hablaremos de los más importantes.

* Problemas cardiovasculares

La exposición a ruidos de alta intensidad puede producir un aumento significativo de la presión arterial , lo cual puede tener consecuencias muy graves.

* Generación de estrés

El ruido puede afectar a nuestro sistema fisiológico hasta el punto de alterar la producción de sustancias como la adrenalina, impidiendo que vuelva a sus niveles normales al finalizar la exposición a este.

* Depresión

Estudios han demostrado que pueden aparecer síntomas depresivos si una persona ha sido expuesta a un nivel de ruido de 50/55 dB por la noche o durante un tiempo mayor de 24 horas.

* Perturbaciones del sueño

La prolongada exposición al ruido puede causar problemas para conciliar el sueño, insomnio y sueño irregular durante la noche.

* Pérdida de la audición y acúfenos

Es, sin lugar a dudas, el daño más grave y evidente. Puede ir desde el daño auditivo hasta la total e irreversible pérdida auditiva.

¿Qué podemos hacer?

En vista de lo anterior, podemos concluir que la exposición continuada a ruidos es perjudicial para nuestra salud, por lo que se hace necesario, si no es posible eliminarlos, por lo menos atenuarlos. Cuidemos de nuestra salud. No menospreciemos los efectos negativos del ruido.

No dudes en contactar con nosotros !!!

Sin comentarios

Añadir un comentario