contaminacion acustica

La contaminación acústica en España

Vamos a empezar este artículo mencionando directamente el art. 18.2 de la Constitución Española en el que se establece la inviolabilidad de nuestro domicilio frente a entradas indebidas de carácter físico o personal. Sin embargo, poco se dice acerca de otro tipo de intromisiones menos tangibles, pero muy molestas y nocivas como son las intromisiones de carácter sonoro.

Gracias a la Unión Europea y sus recomendaciones sobre el ruido ambiental tenemos una ley al respecto, Ley 37/2003, de 17 de noviembre del ruido donde se define, de manera clara, el concepto de contaminación acústica. Además de esta Ley cada municipio cuenta con su Ordenanza sobre la contaminación acústica.

El problema del ruido en España

el problema de la contaminación acústica es especialmente significativo en países que viven del ocio, o que parte de su economía gira en torno a éste, como es el caso de España. En España existe un grado muy alto de permisibilidad hacia el ruido que vulnera, injustamente, el derecho a disfrutar de un entorno tranquilo dentro del propio hogar, restaurantes o cualquier otro emplazamiento.

Esta oferta de ocio que ofrece nuestro país, debería de respetar el descanso de las personas, siguiendo los requerimientos legales que dicta la Ley y las distintas ordenanzas municipales.

Como consecuencia de las constantes denuncias por causas de privación del descanso por contaminación acústica, diversas campañas de inspección de establecimientos han sido puestas en marcha por las distintas administraciones locales, dando como resultado un número elevado de infracciones por ruido y sus correspondientes sanciones administrativas.

A este respecto, es muy aconsejable llevar un seguimiento y vigilancia de los ruidos producidos por nuestros espacios comerciales o privados, y evitar así, estas posibles sanciones

Procedimiento para el seguimiento de la contaminación acústica

Mediciones acústicas

Este tipo de mediciones son esenciales para verificar que nuestros espacios cumplen con los requisitos legales estipulados en la Ley 37/2003 y las Ordenanzas municipales.

El proceso de medición acústica empieza en el momento que una persona detecta el problema acústico y se pone en manos de profesionales. La medición acústica se lleva a cabo a trabes de instrumentos específicos de medición como son el sonómetro, medición del ruido y acelerómetro, medición de vibraciones, y clarifican las medidas del ruido. Conociendo la situación acústica del lugar, los posibles excesos de ruido y el tipo de aislamiento que se necesita, se llevará a cabo medidas correctoras para poder seguir con la actividad normal dentro del marco de la ley.


Gestión acústica integral

Una vez perfilada la situación en que se encuentra tu local es necesario aplicar un plan de acción para solventar los posibles problemas analizados en la medición acústica. Para ello se procede a la elaboración y aplicación de una gestión acústica integral donde se gestionará, de manera efectiva el exceso de ruido dependiendo de la situación específica de cada lugar.

En dseingenieria somos profesionales con años de experiencia, te podemos asesorar de la manera más conveniente para tu situación y ayudarte a evitar así, posibles sanciones.

Sin comentarios

Añadir un comentario