Campos de aplicación de la ingeniería acústica

Campos de aplicación de la Ingeniería Acústica

La ingeniería acústica tiene un papel crucial en aquellos sectores que emiten o reciben una alta contaminación acústica: todo lugar en el que existan bombas, motores, que funcione con altos niveles de energía, la industria de la música, discotecas, medicina, etc. Al necesitar aislamiento acústico, tanto si somos los que generamos el ruido como si queremos evitar que este nos perjudique, una buena labor de ingeniería es clave para el aislamiento efectivo y para no desembolsar más de lo necesario.

Aplicaciones

¿Qué solución necesitamos para un problema dado? ¿Qué elementos pueden ayudarnos, y qué aplicaciones tienen?
Los paneles acústicos seguramente sea lo primero en lo que pensamos al escuchar la palabra insonorización, concretamente en su forma esponjosa. Con una gran modularidad, sirven para cubrir grandes o pequeñas superficies de forma eficaz, y en caso de necesitar transportarlo será más sencillo. Pueden ser una construcción remachada de muchos tipos de chapa en distintas combinaciones. Son un imprescindible en la industria de la música , y muy necesarios en locales expuestos a aquellas personas que puedan generar una gran contaminación acústica, como discotecas, bares o talleres. En grandes industrias con mucha superficie a cubrir también serán una genial solución.

Hablemos ahora de las puertas acústicas . Esta es una solución algo más compleja y específica que otras, con más elementos con los que jugar. Poseen una gran variedad de elementos auxiliares: cerraduras, automatismos, marcos, tiradores? así, pueden adaptarse lo mejor posible a cada situación: puertas incombustibles, estancas, más ligeras, automatizadas, etc. Son imprescindibles en estudios de sonido o en centros sanitarios, donde no son solo un beneficio opcional, sino algo implícito en la funcionalidad del edificio. También podemos beneficiarnos de ellas sin que sea obligatorio. En la hostelería nos gustaría que una cocina ajetreada no empeore la experiencia de nuestros comensales; y, en unas oficinas, preferiríamos que la información sensible se quedase en la sala.

De lo último de lo que hablaremos será de los silenciadores de absorción. La forma más común de encontrarlos es, ni más ni menos, que en nuestros coches: concretamente, en el tubo de escape. Se usan para reducir las emisiones al exterior sin perjudicar la maquinaria. Como es de esperar, el estudio que hay que hacer sobre sus dimensiones y características es muy importante para que la maquinaria funcione lo mejor posible, y para que el silenciador dure más. Al colocarse en el flujo del fluido de la maquinaria, este le va a afectar, así que tendremos que elegir la carga que estamos dispuestos a perder a cambio de la insonorización. Se montan en chimeneas y salidas de aire por donde se emiten frecuencias medio-altas.

En conclusión, la ingeniería acústica trata de controlar la contaminación acústica, y algunas soluciones comunes son las anteriormente mencionadas. Es de vital importancia para nuestra salud y comodidad, y ha de hacerse bien.

Sin comentarios

Añadir un comentario